Las instalaciones eléctricas en el hogar



Los proyectos eléctricos son muy importantes al momento de diseñar una casa, ya que de aquí depende que haya un correcto y optimo funcionamiento de toda la red eléctrica. Es este caso se toma muy en cuenta realizar instalaciones eléctricas empotradas, como por ejemplo un tubo protector que envuelva los cables y una roza limpia en la pared son dos operaciones necesarias. Las instalaciones empotradas cuentan con una gran seguridad para montar en las casas; ya que está a salvo de la humedad o manipulaciones, en vista de que en otros tipos puede ser peligroso si los cables están expuestos.

Su montaje es básico y muy sencillo, consiste en meter los cables dentro en meter los cables dentro de un hueco en la pared y protegiéndolos por un tubo plástico de forma exterior anillado; de este modo, la estructura permite doblarse sin que se llegue a apretar demasiado en las curvas. Dicho tubo puede tener más o menos un diámetro en función de la cantidad de cables que se quiera pasar, pero se debe tener presente que no hay que saturar el tubo con demasiados cables ya que sería difícil pasarlos y puede ser peligroso. Generalmente, es recomendable rellenar el tubo a un tercio de su capacidad, dejando el espacio necesario para poder introducir los cables con mayor facilidad y comodidad.

Al tener la roza hecha en la pared se sujeta el tubo en su interior con clavos metidos oblicuamente para que no se mueva; en los extremos de la roza, por lo general o normalmente se hará un hueco en la pared para empotrar una caja donde se puede sujetar un enchufe, un interruptor o cualquier mecanismo es cuestión; y para unir el tubo con la caja, esta tiene un espacio preparado para realizar esta función y que se abren fácilmente con la mano o con un alicate. Esta es una actividad que un electricista profesional la tomaría como básica.

Algo también muy recomendable para las instalaciones eléctricas empotradas es utilizar cables de colores para realizar las conexiones correctamente; los colores son, verde-amarillo para la conexión a tierra, rojo para la fase y azul para el neutro. Si de llegar a encontrarse otros colores, de igual manera se deben respetar y evitar confusiones. Al terminar la conexión al circuito de la casa, y antes de cerrar las cajas, hay que desconectar el interruptor general y de esta manera verificar que funciona correctamente.